Poesia Canalla

by Poesía Canalla

/
  • Streaming + Download

    Includes high-quality download in MP3, FLAC and more. Paying supporters also get unlimited streaming via the free Bandcamp app.
    Purchasable with gift card

      name your price

     

1.
06:16
2.
3.
09:36
4.
05:28
5.
05:34

credits

released June 4, 2018

Carlos A. Botana - Voz / Voice
Diego Negro Salgado - Voz y Guitarra / Guitar & Voice
Irene Pin - Bajo / Bass
Mauro Rabanos - Batería / Drums

license

tags

about

Poesía Canalla Santiago De Compostela, Spain

Nunca has escuchado la poesía de esta forma .

Banda compostelana que combina poesía con una multitud de diferentes estilos de una forma maravillosamente complicada.

Foto de cabecera: María Mancebo Bettremieux
... more

contact / help

Contact Poesía Canalla

Streaming and
Download help

Redeem code

Track Name: Re
Re

Recordando
Vida mezclada en alcohol
Recordando
Tormenta sine gratia plena
En rayo de emblema
Sobre el mar de lo justo
En calma serena
Y las espumas de las olas
No se quejan
No se rizan
No se encrespan

I feel a little bit depressed
Cause it can take my breath
Devouring me, consuming me,
Cause I'm really bored to death

Remezclando
Elipsis de un día o de dos
Remezclando
In nomine filii
Et ego subito me abrazo
A madera de deriva
A rasgo de madre huera
Sobre océanos de salera
Bajo olas de piedra
Y los reflejos de la marea
No deslumbran
No fantasean
Ya no juegan

There's a monster in the night
it's seeking me for my first blood,
it's trying not to keep me safe.
It's got terrible sharped claws,
It's bloody frightening with its brutal fangs
and for it I deserve the death

Repitiendo
Vigilias torcidas que no acaban a tiempo
Repitiendo
Timeo danaos et dona ferentes
Et tout le monde
me quiere de repente
a efluvio de mentira,
a residuo de amapola,
a sirena impenitente,
y los ojos del marino
Ya no brillan
Ya no miran
Solo reflejan

I feel a little bit depressed
Cause it can take my breath
Devouring me, consuming me,
Cause I'm really bored to death

Reordenando
el rumbo en tiempo y a perspectiva
reordenando
dubitando ad veritatum venimus,
et veritas in simplice
por mucho que duela, est
Al cambio de viento
Las ratas cambian de barco
y las brisas y las velas
ya no cantan,
ya no evocan,
ya no vuelan.

I could run or I could hide
never passed through my mind to fight
cause I'm convinced I'd surely loose
Then it follows me right home
and tortures me when I'm alone
it's much more than I can endure

Resumiendo
Dos frases de sirena malvarada
con su media verdad y su mentira y media
complicando el ritmo de las ratas
para corregir el mio
Haec ego non multis scribo,
away from the shame
of that short and traitor sea
Resumiendo,
Las brujulas ya no giran,
Ya no bailan,
Solo cantan
en vertical.

I feel a little bit depressed
Cause it can take my breath
Devouring me, consuming me,
Cause I'm really bored to death
Track Name: Ciudad Sin Sueño (Federico García Lorca)
CIUDAD SIN SUEÑO (NOCTURNO DEL BROOKLYN BRIDGE)

Federico García Lorca

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Las criaturas de la luna huelen y rondan sus cabañas.
Vendrán las iguanas vivas a morder a los hombres que no sueñan
y el que huye con el corazón roto encontrará por las esquinas
al increíble cocodrilo quieto bajo la tierna protesta de los astros.

No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Hay un muerto en el cementerio más lejano
que se queja tres años
porque tiene un paisaje seco en la rodilla;
y el niño que enterraron esta mañana lloraba tanto
que hubo necesidad de llamar a los perros para que callase.

No es sueño la vida. ¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
Nos caemos por las escaleras para comer la tierra húmeda
o subimos al filo de la nieve con el coro de las dalias muertas.
Pero no hay olvido, ni sueño:
carne viva. Los besos atan las bocas
en una maraña de venas recientes
y al que le duele su dolor le dolerá sin descanso
y al que teme la muerte la llevará sobre sus hombros.

Un día
los caballos vivirán en las tabernas
y las hormigas furiosas
atacarán los cielos amarillos que se refugian en los ojos de las vacas.

Otro día
veremos la resurrección de las mariposas disecadas
y aún andando por un paisaje de esponjas grises y barcos mudos
veremos brillar nuestro anillo y manar rosas de nuestra lengua.
¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
A los que guardan todavía huellas de zarpa y aguacero,
a aquel muchacho que llora porque no sabe la invención del puente
o a aquel muerto que ya no tiene más que la cabeza y un zapato,
hay que llevarlos al muro donde iguanas y sierpes esperan,
donde espera la dentadura del oso,
donde espera la mano momificada del niño
y la piel del camello se eriza con un violento escalofrío azul.

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Pero si alguien cierra los ojos,
¡azotadlo, hijos míos, azotadlo!

Haya un panorama de ojos abiertos
y amargas llagas encendidas.

No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
Ya lo he dicho.
No duerme nadie.
Pero si alguien tiene por la noche exceso de musgo en las sienes,
abrid los escotillones para que vea bajo la luna
las copas falsas, el veneno y la calavera de los teatros.
Track Name: Ubar
Ubar

En el cielo, mis deseos
brillan, tan irundos.
Ahuecan sus susurros
cuando vuelan desbandados.
Mientras,
El laud de la luna
llama a guerra abierta,
y ellas cosen toda nube
con sus uves
tan despiertas

Y en el aire, una pregunta:
Las rosas de Ubar
¿Crecen bajo el suelo?
Sus hijos hace eras
que olvidaron el incienso.
Si la arena del desierto
se mueve como el tiempo,
mi mente vuela libre,
mi alma alza el vuelo.

Si nos bebemos las raices,
el suelo queda hueco.
y desaparece nuestra historia
olvidada en agujeros
mueren dunas derramadas
vertiendo sus futuros
y el polvo...
el polvo cubre el cielo.

No me des agua,
no me des vida,
no me des paz,
hace tiempo que eran mias,
y se hundieron con Ubar.

Dame aire,
Dame arena,
Dame guerra,
Y oiran mis deseos
en toda Nueva Iram.

Si a una golondrina le cortas las alas en el nido, crecerá pensando que jamás pudo volar.

Si a una idea le quitas la libertad, crecerá pensando que la prisión siempre fue su hogar.

Y si gobiernan los mediocres,
el acero se hace cobre,
y se rompen las medidas del invierno,
y si el invierno no termina,
no podremos,
no sabremos,
no querremos
Regresar.

En este momento,
un grano de arena
le pregunta a su desierto
¿Y si todos, todos
soñamos con lo mismo,
y como nunca lo decimos,
nunca, nunca lo sabemos?

En las noches de mi mente vuelan golondrinas mensajeras, anunciando el regreso de las arenas que se tragaron a la antigua Ubar, también llamada Iram. Iram Zat Al-imad. Iram, la de los poderosos pilares. La magnifica, la dorada, la ciudad de los tres mil años que se hundió en un segundo, y se convirtió en advertencia para otros diez mil.

La capital del Lugar Vacio que hace al infierno frio, y aun asi no es tan ardiente como la furia que me invade cada vez que abro los ojos y veo este presente de arena que todo lo cubre, y que nos empeñamos en llamar hogar, aunque eso sea violar el significado de la palabra,la intención del concepto, y hasta el concepto mismo de la forma del deseo.

El batir de cientos de alas grandes como historias levanta en mil futuros un viento terrible que todo lo cubre, y que borrará hasta los trazos de esta pútrida cabaña de paredes temblorosas que alguien se atrevió a llamar civilización occidental.

Yo soy la tormenta,
El olvido de arena que arrancó la carne de los huesos al orgulloso pueblo de Aad.
El pozo sin fondo que se tragó en un segundo los sueños de Iram.
El fuego divino que arrasó Thera, Sodoma, Gomorra, Pompeya, y ya ni recordamos cuantas más.

La humildad del segundo maldito con la que el universo aplasta miles de años de historia sin mirarnos siquiera por encima del hombro, porque la verdad es que nunca hemos hecho nada que valga la pena, y que haga al universo mirar.

En las mañanas de mi mente,
vuelan golondrinas mensajeras.
Gorjean sobre fuentes secas,
y en sus picos, huesos blancos,
que, muertos los olivos,
serán el único resto de paz.
Mientras,
en el cielo, mis deseos
se apagan uno a uno
y al final la luna,
con un llanto,
cubre su laud a medio acorde
y se lleva nuestros sueños
hasta que volvamos del invierno
Track Name: Saltas
Saltas

Saltas de nenúfar en flor a susurro descarado
de humedad en territorio a misterio muy humano
a mirada retomada, complice
de un muestrario de anestesias danzante de refugios
que decora su caverna con fines de carrera,
con la palabra perdida
y la promesa dormida,
con las manos clavadas al timón
y reclamando navegantes, saltas.


De pie a tierra, mano a tela,
ojo cerrado y mirada adelante,
en busqueda constante de algo que no existe
más allá de los drenajes y los crisantemos,
y los muros de las prisiones,
y la Gran Barrera de Coral,
Saltas.

Buscando las alas a medio vuelo,
queriendo olvidar el suelo,
ser parte del cielo
de la boca
donde nace peregrino
un grito halcon repentino
disfrazado de paloma
que pierde lustre a mediobrillo
y olvida el vuelo a mediosalto
mientras su miseria se sorprende
del cercano aroma del asfalto
decorado con los restos
de la inocencia de la aurora,
la fe ciega en la ignorancia,
y el primer amor eterno,
y el segundo.
Y el tercero.

Saltas.
Con destino a ilusión y billete a desencuentro
Sin escala en oportunidad
y con el sincero aroma de la imaginación podrida
acompañandote en tu estela,
saltas,

disfrazando de avance tu huyendo,
descarnas las fantasias,
usando la poesía como un juego
de valores mientras corres
a devorar impulso

y,
sin mirar adelante,
olvidando atras,

saltas
Track Name: Eres
Eres brisa
viento,
y galerna.
Huracán desesperado
que mueve la brizna de hierba,
la hoja caida,
el brote vacio,
el triste deseo.

Eres
la ignorante ráfaga de viento
que mueve los sueños de los hombres
encendiendo corazones
que recuerdan el anhelo
del lugar no descubierto
de lo desconocido,
no vivido novedoso
no nacido sentimiento

Eres el ardor en los pies,
el solo se vive una vez
junto con el nunca lo he hecho,
y la secreta vergüenza
de que a lo mejor era esto,
o puede que aquello,
aunque si aquello y no esto,
entonces ya fue,
y de vergüenza
se muere el secreto

La suicida termita
que aserrando raices
susurra parajes distantes
mientras incendia las suelas
de las almas inquietas
que nunca se asientan
porque jamás aprendieron
a crear un hogar

Eres la luz que se apaga,
el tren que se marcha,
el final de la escalera,
y todos esos miedos,
con tu oxido paciencia
y tus quema tus campos
y tus corre ¡Corre!
que quieto envejezco
se mueren minutos
apilados en años
el tiempo me alcanza,
se asienta en el pelo
las metas cruzadas
no saben ya a nada
las mañanas iguales
las tardes iguales
las noches iguales
día tras día,
y el temor a la repetición
el temor a la repetición
el temor
a la repetición

Eres
la inmaculada tentación de lo desconocido
el ansia de una aventura increible,
de las que ya no se escriben,
y se cuentan solo en secreto.
la idea afrutada de la magnitud de un planeta
del que nunca llegaré a ver ni un tercio de la mitad

Eres
mentira impaciente,
ansiedad discordante,
ceguera del hombre,
omega amargada
que profana la historia,
y todas las quimeras de lo que puede salir mal

Eres el miedo a quedarse,
a perderse algo mejor,
y la falta de aprecio por lo que tienes delante.
la ilusión apagada
que rima con nada,
y versa materia
mientras ¡Triste miseria!
me rompe, y se escapa
y me hace seguirla,
cual Ulises sin casa,
buscando una gloría
que no existe,
y es mi vida,
mi sangre,
mi historia,
mi marca,
mi estigma,
y el temor a la repeticiónel temor a la repetición
el temor a la repetición

el temor
a la repetición

If you like Poesía Canalla, you may also like: